Prótesis completas removibles

Elaboración de la prótesis

La elaboración de estas prótesis completas, tanto la superior como la inferior, consta de varios pasos que hay que realizar con meticulosidad y gran precisión, esto es debido a que tiene que ajustarse perfectamente a las encías. Con frecuencia, estas encías,  han perdido mucha base como consecuencia de que las extracciones son antiguas, por ello, han perdido altura y anchura de hueso, dificultando el agarre de la prótesis a su base.

Protesis Completas Removibles

Las fases de elaboración son las siguientes:

Se hacen varias impresiones o moldes, que reflejen de forma precisa la posición de la encía, la lengua, de los labios y las mejillas.
­

En el laboratorio, nos elaboran unas planchas de prueba que se adaptan a la encía, en la que se ponen unas ceras que sustituyen a los dientes. Sobre esa cera, muerde el paciente y nos ayuda a decidir la forma y altura de los dientes.

Ademas, decidiremos su color, mirando el color de los dientes naturales que tengan los dientes de enfrente. Si la prótesis es completa de arriba y de abajo, podemos elegir el color que el paciente desee, mirando siempre que parezcan naturales.

En otra cita, tendremos ya los dientes montados sobre las planchas de prueba, pero todavía provisionalmente, así veremos si la forma, color y posición de los dientes es la adecuada, y si responde a nuestras expectativas y a las posibilidades de conseguirlas.
­

Finalmente, la deseada nueva dentadura estará terminada, y le daremos los consejos de higiene y mantenimiento.

Hay que tener en cuenta, que nuestro aspecto será diferente al que teníamos anteriormente, tanto si es nuestra primera completa, como si sustituye a otra que cambiamos porque no se adapta como debiera. El aspecto siempre es mejor, en cuanto a estética y belleza, pero necesitamos unos días para acostumbrarnos a nuestra nueva expresión facial, lo mismo ocurre con la función masticatoria y de conversación.

Las prótesis removibles completas permiten remplazar el conjunto de los dientes del maxilar
superior o de la mandíbula, se pueden quitar y poner a voluntad.

El seguimiento

Cuando se lleva una prótesis completa por primera vez, es normal necesitar un periodo de adaptación, sobre todo para comer. Hay que empezar con una dieta bastante blanda como pasta, verduras, legumbres y pescado. Pasados unos días  podremos introducir alimentos que necesiten mayor masticación.

Durante las dos o tres semanas siguientes, a veces,  es necesario desgastar un poco el aparato para adaptarlo a los cambios de la boca en movimiento, hasta que usted se encuentre verdaderamente cómodo.

Con el paso del tiempo es posible que, en el maxilar superior o la mandíbula, el hueso y la encía se aplanen y produzca inestabilidad de la prótesis. Esto se remedia haciendo un rebase o relleno, que permitirá tapar los espacios libres entre la prótesis y la encía.

La posibilidad de implantes

Las prótesis removibles completas de arriba son casi siempre estables y confortables. Por un lado el paladar con su forma cóncava y por otro lado los labios y las mejillas apretando la
prótesis, hacia dentro,  hacen efecto ventosa y sujetan muy bien el aparato superior. En cambio, en la completa inferior, las condiciones anatómicas hacen la estabilidad más
difícil. Aquí la lengua empuja la prótesis hacia arriba y hacia afuera, haciendo en algunos casos la masticación más complicada. En estos casos, la colocación de implantes con diferentes formas de enganche a la prótesis, hará que se resuelva el problema.

Se necesitará la colocación de un mínimo de dos implantes para estabilizar la prótesis, y a mayor número de implantes mayor estabilidad habrá.

Esto está indicado cuando la encía es muy plana o la saliva muy escasa, en cuyo caso, el movimiento de la prótesis, produce molestias por falta de protección salivar. En caso de duda, nosotros le aconsejaremos lo que mejor se adapte a sus circunstancias.