Prótesis dentales

Una prótesis dental es un sustituto artificial de los dientes naturales que a su vez restaura la relación entre los maxilares y recupera la dimensión vertical de la dentadura. Así se restablece la función masticatoria, la fonación o pronunciación correcta de las palabras y la estética de la sonrisa.

Tratamiento prótesis dentales

Se diseñan a medida de cada paciente ya que debe adaptarse perfectamente de modo que no pueda moverse o despegarse de la encía.

Hay diferentes tipos de prótesis, se emplearán unas u otras según las necesidades y posibilidades de cada paciente.

Tipos de prótesis

Removibles

Son aquellas que se pueden retirar de la boca y volver a colocar. Son frecuentes en personas de edad avanzada.

Pueden ser de diversos materiales:

  • De resina exclusivamente.
  • Metálica con resina llamada esquelética.

Prótesis completas removibles
Su uso requiere un periodo de adaptación en el cual el dentista hará correcciones si es preciso.

Es muy importante llevar a cabo la limpieza y cuidado diario de la prótesis: debe limpiarse después de cada comida. Deberá cepillarse para evitar acumulación de sarro y aparición de manchas. Además, una vez al día, hay que sumergirla en un líquido especial durante 10 minutos, para que se limpie en profundidad.

Es conveniente dormir sin la prótesis para facilitar el descanso de los tejidos que se apoyan sobre ella durante todo el día,aunque determinados pacientes (de ATM, portadores de dentaduras completas etc), sí que es mejor que duerman con la prótesis puesta. En nuestra consulta le indicaremos lo más conveniente en su caso concreto.

Si hay muy poca encía y hueso en el que la prótesis se apoya, el aparato se mueve y puede ocasionar irritación. El uso de adhesivo puede ayudar a evitar ese rozamiento.

La prótesis removible será más estable si se apoya en dientes naturales o en implantes.

No removibles o prótesis fija: Son aquellas sujetas definitivamente, pegados mediante un cemento especial a dientes tallados, o atornilladas a los implantes y que sólo pueden colocarse y retirarse por el dentista . Tiene la ventaja que al no moverse proporciona una masticación natural.

Requiere buena higiene dental: ésta debe hacerse inmediatamente tras cada comida y en profundidad antes de acostarse. El cepillo y pasta dental se usarán para las partes accesibles. Para la limpieza entre los dientes y la encía puede usar una seda dental (con el extremo endurecido) o también un cepillo interdental. Nosotros recomendamos interdentales de silicona.

Una vez cementadas o atornilladas de manera definitiva, deben ser revisadas por el dentista cada 6 meses o 1 año, según el tipo de prótesis. Así se comprobará que todo está correcto y se corregirá a tiempo cualquier incidencia.

Otros

  • Prótesis mixta: una de las partes va fija y otra puede ser retirada y colocada por el paciente.
  • Prótesis sobre implantes: están soportadas por implantes fijos. A su vez pueden ser fijas o removibles.

Una vez colocada su prótesis es importante seguir visitando a su dentista de manera regular para garantizar una salud bucal correcta.