¿Cepillo eléctrico o manual?

cepillo-electrico-manual

Los cepillos de dientes manuales y eléctricos son igual de eficaces siempre y cuando se usen correctamente, y durante el tiempo necesario. Sin embargo, es cierto que determinados cepillos eléctricos son mejores que los manuales.

Entre los cepillos eléctricos, los más eficaces son los que tienen un mecanismo oscilante-rotatorio. En nuestra consulta dental en Donostia recomendamos los de Oral B, modelos PC 800 y PRO 2000.

Entre los cepillos manuales conviene elegir los de dureza mediana y de marca conocida. Los cepillos duros pueden lastimar la encía y hacer que retroceda, mientras que los cepillos blandos no eliminan bien los alimentos incrustados entre los dientes.

A los pacientes que les gustan los cepillos duros, les recomendamos utilizar los de consistencia media, pero cambiándolos con más frecuencia.

Ventajas del cepillo eléctrico con respecto al manual

  • La limpieza dental se completa en menos tiempo.
  • No es necesario apretar tanto.
  • El cepillado se realiza con mayor comodidad.
  • Se ha demostrado que el cepillo eléctrico, en el mismo lapso de tiempo, elimina más cantidad de placa bacteriana que es la principal responsable de la producción de caries y gingivitis.
  • En teoría, el riesgo de abrasión del diente es menor, pero depende de la dureza del cabezal del cepillo eléctrico.

Consideraciones a tener en cuenta sobre el cepillado manual

Hay que renovarlos cada uno o dos meses para que mantenga su eficacia. El momento del cambio depende del número diario de cepillados, dureza del cepillo y fuerza con la que nos cepillamos.

Si el cepillado es frecuente, de tres veces al día como debería ser, habrá que cambiarlo antes que si es sólo por las noches. Si es blando, habrá que cambiarlo antes que si es duro.

Si existe enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) su dentista le aconsejará cuál es el mejor método de cepillado ya que, en ocasiones, la fuerza del cepillo eléctrico puede hacer que se retraiga la encía.

El cepillo manual blando está indicado en casos de encías muy inflamadas, pero sólo al principio mientras se desinflama la zona y se utilizan enjuagues de clorhexidina. Además, son necesarios en estos casos los cepillos interdentales.

Hay algunos casos en los que es más recomendable usar un cepillo manual, por ejemplo, después de una cirugía oral, cuando hay puntos de sutura, o una zona dolorida.

Asimismo, en pacientes con ortodoncia también se recomienda que se use un cepillo manual especial con cuidado, pero con frecuencia, ya que el cepillo eléctrico puede hacer que se desprenda algún bracket.