Periodontitis o piorrea y su herencia

Peridontitis, piorrea y herencia

La herencia genética

Los pacientes que sufren de una periodontitis o piorrea, nos cuentan en la consulta que uno o sus dos progenitores han tenido problemas de encías, a veces graves, teniendo las raíces expuestas, incluso con pérdida prematura de dientes.

Las periodontitis son causadas por la infección de la encía y el hueso que rodean y sujetan al diente. El organismo puede reaccionar de formas diferentes: mientras en unas personas, una pequeña infección produce grandes alteraciones, en otras personas una infección importante, puede producir escasos síntomas.

Es lo mismo por lo que hay personas que se cepillan poco los dientes y no tienen problemas de encías, en otros casos, con bastante buena higiene, en cuanto se despistan un poco, empiezan con sangrado y molestias en dichas encías.

Esta capacidad del individuo de estar protegido o ser muy sensible a los problemas periodontales es en parte hereditaria. Se han identificado los genes de la susceptibilidad a las periodontitis y esta susceptibilidad se puede transmitir de padres a hijos.

En una familia, aunque tengan las mismas enfermedades, no siempre es por herencia genética, sino que con frecuencia lo que se transmite son hábitos nocivos o equivocados.

En la periodontitis, hábitos incorrectos de alimentación como comer muchos azúcares o afición a tomar dulces o bebidas azucaradas entre horas, y otros hábitos como fumar o cepillarse muy poco los dientes.

Medidas a tomar

Aunque alguno de nuestros padres haya sufrido periodontitis o piorrea o lleva dentadura postiza desde edades relativamente tempranas, no hay que asustarse. No somos genéticamente idénticos a cada uno de nuestros progenitores y además en nuestro país, hace solo unas décadas, la higiene dental dejaba muchísimo que desear.

La frecuencia del cepillado y los productos para la higiene dental que tenemos en la actualidad (dentífricos, colutorios, cepillo eléctrico, …) son mucho mejores que los de la época de nuestros padres y nosotros, poniendo interés, es probable que no tengamos los mismos problemas que nuestros progenitores, o los tendremos más leves.

Además, hace años, la periodontitis apenas se trataba y se dejaba evolucionar hasta la extracción dental. Hoy en día, tenemos elaborados tratamientos para subsanar sus efectos negativos.

Si usted es propenso a las periodontitis o cree que pudiera serlo, debe cepillarse los dientes minuciosamente y con frecuencia, además de venir regularmente a la consulta para revisión y limpieza bucal. Así se puede parar el desarrollo de ciertas bacterias,y evitar que se establezca la enfermedad.

Además, hable con nosotros de sus hábitos alimenticios y de higiene y le aconsejaremos las medidas adecuadas para protegerse de la enfermedad.