Enfermedades de las encías. Diagnóstico y tratamiento

Se llaman enfermedades periodontales a las que afectan a los tejidos que rodean y sujetan al diente, es decir la encía, el hueso y el ligamento periodontal que los une al diente.

Periodoncia tratamiento

La gingivitis

La acumulación de bacterias y restos alimenticios después de cada comida, llamada placa dentaria, es la principal causa del desarrollo de enfermedades periodontales.

La placa dentaria se deposita entre cada cepillado. Si el cepillado es poco frecuente, menos de tres veces al día, o la técnica del cepillado es inadecuada, esta placa se acumulará entre la encía y el diente y al cabo de tres días se calcifica, transformándose en sarro.

El organismo lucha contra estas bacterias produciéndose una reacción de defensa inflamatoria de la encía que es la gingivitis.

Signos de la gingivitis

La encía está enrojecida, lisa, hinchada y sangra fácilmente al contacto con el cepillo o los alimentos y a veces incluso espontáneamente. La encía sana debe ser rosada y estar adherida al hueso subyacente.

Tratamiento de las gingivitis

  • Análisis del cepillado: veremos la forma y frecuencia con la que realiza el cepillado, recomendándole la técnica adecuada.
  • Utilización de cepillos interdentales del grosor adecuado para su caso, así como dentífrico y colutorio específico para prevenir la gingivitis.
  • Limpieza de boca anual en la clínica dental.

Al cepillar los dientes hay que llegar siempre a la encía.

La periodontitis

Cuando la gingivitis no se trata, la placa dental y el sarro se acumulan,llegan a la profundidad de los tejidos periodontales y al separarse la encía del diente,se produce la periodontitis.

Factores de riesgo

  • Genéticos: hay cierta predisposición hereditaria familiar a las enfermedades periodontales.
  • Ambientales: tabaco y alcohol principalmente.
  • Locales: maloclusión y malposición dental, es decir, los dientes no cierran bien o están montados. Los alimentos se quedan con más frecuencia entre los dientes y es más difícil un cepillado correcto.
  • Generales: diabetes no controlada, por la mayor tendencia a infecciones o un embarazo.

Signos de periodontitis

  • ­Enrojecimiento, sangrado e hinchazón de las encías como en la gingivitis.
  • Recesión gingival: el hueso y la encía que sujetan el diente pierden altura, se ve parte de la raíz y los dientes parecen más largos.
  • ­Mal aliento.
  • ­Movilidad de uno o varios dientes o molares.
  • ­Desplazamientos dentales: los dientes se inclinan, se montan o se abren en abanico.

Tratamiento de la periodontitis

  • Intensificación de la medidas de higiene descritas en el tratamiento de las gingivitis.
  • Posible tratamiento antibiotico, enjuagues con colutorios que contengan clorhexidina durante varias semanas.
  • Curetage o raspado y alisado de las raíces para limpiar las bolsas periodontales en profundidad. Si no responde, tratamiento quirúrgico de la bolsas, limpiándolas y readaptando la encía y el hueso de forma que puedan cepillarse las raíces correctamente. Así se podrá eliminar toda la placa que se forme.

La recesión gingival o periodontal.

Es una modificación de la encía a nivel del cuello del diente. En una recesión periodontal, la encía retrocede, desnudándose la raíz progresivamente.

Esto da lugar a un defecto estético, sobre todo si ocurre en los dientes superiores: al verse parte de la raíz, los dientes aparecen más largos, con la raíz más oscura y en casos más avanzados, con huecos negros entre los dientes.

Las raíces expuestas pueden producir hipersensibilidad al frío y al calor,  produciendo molestias durante el cepillado o la alimentación.

Tratamiento de la recesión gingival o periodontal

  • Utilización de un cepillo suave al principio insistiendo en la unión del diente y la encía.
  • Cepillos interdentales para que no se acumule sarro en las raíces.
  • Dentífrico y colutorio específico para la sensibilidad dental se es necesario.

Habrá que ver la evolución y comprobar si el origen de la retracción es una periodontitis más o menos generalizada. También puede deberse a un cepillado demasiado agresivo o a un frenillo vestibular que tira de la encía.

Si la retracción es importante o inestética, se puede realizar un injerto de encía cogido del paladar o de otra zona de la mucosa bucal.

El absceso periodontal

Es una infección aguda localizada en una bolsa periodontal.

Signos de un absceso periodontal

  • Hinchazón alrededor del diente.
  • Enrojecimiento.
  • Dolor intenso a la masticación incluso espontáneamente.
  • A veces, sale pus a la presión con el dedo o abriendo ligeramente el absceso con el bisturí.
  • Puede haber mal aliento.

Tratamiento de un absceso peridontal

Es un tratamiento de urgencia con antibióticos, antiinflamatorios y enjuague con clorhexidina. Si no supura pero se ve muy inflamado, abriendo el absceso con el bisturí, saldrá el pus y mejoran mucho los síntomas.

Cuando hayan pasado dichos síntomas, es recomendable limpiar la bolsa periodontal por dentro. Con un curetage, es decir, raspado y alisado de las raíces, extraeremos el sarro adherido a las raíces y evitaremos en lo posible que se reproduzca.

Hay que vigilar la evolución de ese diente ya que a veces termina en extracción. Por eso,  en estos casos la revisión y limpieza de boca en consulta, anual o semestral, es imprescindible.