Motivos para ponerse un implante

ponerse-implante-donostia

Un implante dental y su corona de cerámica correspondiente lo ponemos para sustituir un diente o muela que se haya perdido. Tras la extracción, en nuestra boca queda un hueco que tiene diferentes consecuencias.

Causas de la pérdida dental

Podemos perder un diente por un traumatismo, una caries profunda que llega hasta la raíz o por una infección persistente de la encía que destruya el hueso que rodea al diente, perdiendo éste la sujeción necesaria para la masticación.

Hasta hace unos años, aunque se moviera el diente, se dejaba hasta que se cayera. Hoy en día, no permitimos que se deteriore tanto el hueso, y se tiene en cuenta que luego conviene sustituirlo por un implante. En nuestra consulta dental te aconsejaremos sobre la mejor solución para ti, somos especialistas en implantes dentales en Donostia.

Consecuencias de perder una pieza dentaria

  • La masticación adecuada está producida por el conjunto de todos los dientes de la boca. Cuando se extrae uno o varios de ellos, los dientes vecinos se desplazan intentando cerrar dicho vacío. Aparecen huecos entre los dientes de alrededor, quedándose alimento y aumentando la posibilidad de caries y de afectación de las encías.
  • Si se deja pasar mucho tiempo, los molares de al lado se pueden inclinar, recibiendo la fuerza de la masticación de forma lateral y haciendo que se puedan perder más fácilmente. Si faltan dos o más piezas, algunos de los dientes antagonistas se pueden extruír dejando las raíces al aire y facilitando también la pérdida prematura.
  • Se pierde eficacia masticatoria, aunque nos hayamos acostumbrado y a veces no lo parezca. Esto puede tener repercusión en la digestión y posterior absorción de los alimentos.
  • La estética de la sonrisa empeora. Si es un diente anterior, se ve un hueco negro ya que el fondo de la boca es oscuro. Si falta un premolar superior, algo relativamente frecuente, el paciente no se ve el hueco en el espejo ya que está lateralizado, pero eso destroza una sonrisa.
    Por estética, hay que sustituir siempre la pérdida de un premolar superior. La pérdida de molares posteriores, además de perjudicar de forma importante la masticación, también puede repercutir en la estética de la sonrisa al desplazarse algunos dientes anteriores.
  • La incapacidad de masticar bien con un lado de la boca puede repercutir en el lado contrario, por sobrecarga y debido a la aparición de mayor número de caries y mayor afectación gingival.

Formas de rellenar el hueco dentario

El diente o dientes que faltan se pueden sustituir con un aparato removible, con un puente de porcelana entre el diente anterior y posterior al hueco y mediante uno o varios implantes.

Cada tipo de prótesis dentaria tiene sus indicaciones:

  1. El aparato removible hay que quitárselo para lavar y se puede mover al masticar, pero tiene la ventaja de que es el más económico, sobre todo si se van a sustituir bastantes dientes.
  2.  Un puente de porcelana es fijo, pero hay que tallar los dientes de al lado. Además, hay veces que no hay un diente posterior en el que apoyarse. Es una buena solución cuando no hay hueso suficiente para poner un implante.
  3. El implante con su corona es la solución ideal, ya que no hay que tallar los dientes adyacentes, pero debe haber hueso y encía suficientes.

Debemos recordar, que la prevención es la mejor opción, y que lo ideal es que la pérdida dentaria no ocurra.