Carillas y facetas de porcelana

Carillas de porcelana

Es un tratamiento estético usado para mejorar en color y forma la apariencia de los dientes anteriores.

La carilla es una lámina de porcelana de entre 0.20 y 3 mm que se pega a la cara externa de los dientes anteriores mejorando la estética de la sonrisa. Hoy en día, la adhesión es muy fuerte y las carillas tienen una larga duración. No protege ni refuerza los dientes, es sólo una medida estética.

No hay que confundir la carilla con corona. La corona recubre la superficie del diente en su totalidad mientras que la carilla sólo cubre la parte delantera del diente.

Indicaciones:

  • Aclarar el color del diente
  • Cerrar espacios pequeños (diastemas)
  • En caso de dientes ligeramente montados, corrige su posición sin necesidad de ortodoncia
  • Reconstrucción de dientes fracturados
  • Alteración en la forma
  • Envejecimiento y desgaste fisiológico
Tratamiento Carillas Procelana

Contraindicaciones:

  • No está indicado en personas que sufren de bruxismo.
  • Si queda poca superficie dental sobre la que poner la carilla, en cuyo caso se pondría una corona
  • Higiene bucal incorrecta
  • Enfermedad periodontal preexistente, en cuyo caso habría que tratar primero dicha gingivitis o periodontitis
  • Personas que usen respiradores bucales o realicen deportes de contacto

Procedimiento

Consiste en remover una capa fina del esmalte del diente. El paciente sale de la clínica con una faceta provisional mientras se realizan las definitivas en el laboratorio, aunque a veces, si se talla poco el diente, no se pone estas provisionales. Finalmente el último paso será la colocación y cementación de la carilla de porcelana.

Tratamiento estetica dental

Mantenimiento y cuidados de las carillas de porcelana

Será muy importante mantener una higiene dental adecuada. Es recomendable el uso de cepillo de dientes suaves o cepillo eléctrico con penachos blandos y rotatorios. Las sedas y cepillos interproximales también se pueden usar, pero no los palillos. Los dentífricos en gel son menos abrasivos que las pastas. Se pueden usar colutorios pero es mejor evitar los que contienen alcohol (con el tiempo producen ablandamiento de las resinas) y clorhexidina (produce tinciones,aunque con una limpieza de boca se van).

Tener precaución con alimentos duros como turrón o piezas de cigalas, y evitar morder caramelos, huesos de costilla o de pollo, ya que las facetas pueden rayarse o partirse.

Es importante acudir como mínimo una vez al año al dentista. Los pacientes fumadores deberán acudir de manera más frecuente.