ortodoncia-invisible-ventajas

La ortodoncia es una disciplina que ha estado avanzando enormemente en los últimos tiempos. Las opciones que se contemplaban hasta hace unos pocos años se basaban únicamente en los brackets tradicionales, lo que podía frenar a los pacientes debido al factor de la estética o la comodidad.

Por ello, la llegada de la ortodoncia invisible supuso una gran revolución en el mundo dental.

¡Te hablamos sobre las numerosas ventajas de este novedoso tratamiento que cada día anima a más personas a conseguir una sonrisa perfecta!

 

¿Qué ventajas tiene la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible consiste en unos alineadores transparentes y removibles que se fabrican a medida de cada paciente. Conforme los dientes se van desplazando, la funda transparente se cambia por una nueva, dando lugar a este movimiento progresivo que termina cuando la dentadura se encuentra en la posición deseada. Entre su gran cantidad de ventajas encontramos las siguientes:

  • Removible. Permite mantener una buena higiene bucodental y evitar problemas de caries, ya que es posible quitarla para cepillarse los dientes. Además, esto permite que el paciente pueda comer lo que quiera sin miedo a romper algún componente, como pasa con los brackets metálicos.
  • Imperceptible. Este tipo de ortodoncia es prácticamente invisible a simple vista, ya que únicamente se puede ver a distancias muy cortas. Por tanto, los pacientes que quieran mantener su estética podrán conseguir una sonrisa perfecta en un proceso muy discreto.
  • Comodidad. Los alineadores transparentes están diseñados especialmente para cada paciente con un material muy cómodo que no interfiere en el bienestar.
  • Fácil de adaptarse. La ortodoncia invisible no afecta a la capacidad de habla del paciente, cosa que sí puede suceder con los brackets tradicionales. Por tanto, el proceso de adaptación a la ortodoncia invisible es muy rápido y sencillo.
  • No hace daño. La ortodoncia invisible no tiene ningún componente de metal que pueda provocar heridas en la boca.
  • Reduce las visitas al dentista. Debido a la ausencia de heridas y a que es el propio paciente el que va cambiando sus alineadores conforme avanza el tratamiento, las urgencias son mínimas. Aquellas personas con poco tiempo para ir al dentista podrán beneficiarse enormemente de este tratamiento.

En nuestra clínica dental en Donostia utilizamos la tecnología Alineadent, que nos permite seguir un proceso digitalizado muy revolucionario. ¡Llámanos si quieres concertar una cita!