brackets-esteticos

El 27 y 28 de Abril 2018, en el Colegio de Dentistas de Gipuzkoa, asistí al curso “Odontología interdisciplinar estética”, impartido por los profesores de la Universidad de Valencia, Dr. Ignacio Faus, de Ortodoncia, y Dr. Vicente Faus, de Prótesis dental, en el que hablaron de diferentes técnicas que se pueden utilizar en trabajos para mejorar la Estética Dental de nuestros pacientes.

Se insistió en la toma de registros iniciales, fotográficos y de vídeo que se toman para el estudio de la sonrisa inicial y los aspectos más importantes en los que hay que incidir, como la longitud de diente que se enseña en reposo, en la pequeña sonrisa o sonrisa social, y en la sonrisa franca. Luego con ortodoncia, con carillas de cerámica o con ambas, tenemos que acercarnos lo más posible a la sonrisa ideal.

La ortodoncia nos sirve para alinear o enderezar los dientes apiñados. Además, con ortodoncia, en ocasiones ponemos los dientes en una posición ideal para luego rehabilitarlos con carillas o coronas de porcelana. Así, si queremos rehabilitar los dientes con coronas o carillas mayores que el tamaño que tienen inicialmente, dejamos pequeños espacios a cada lado del diente, que luego nos permitirán poner un diente de cerámica de mayor anchura y también longitud si lo necesitamos.

Además, con ortodoncia podemos intruír o extruír dientes o molares. Si un diente está tan desgastado que no nos permite ponerle una corona de cerámica alrededor, podemos tirar de él y alargarlo de forma que tengamos diente suficiente al que adherir la preparación de porcelana. Al contrario, si un molar está extruido, es decir que está alargado por falta de diente antagonista, en ocasiones lo podemos intruír mediante microtornillos que ponemos en el hueso a la altura de las raíces, y desde ellos tiramos con unos pequeños resortes del molar hacia adentro.

En cuanto a la prótesis fija de cerámica, tanto carillas como coronas, se habló de la Técnica B.O.P.T (Biologically Oriented Preparation Technique) o “Técnica de Preparación Biológicamente Orientada”. En esta técnica, se prepara o desgasta el diente por dentro de la encía quedando una finalización recta, es decir, sin hombro o chaflán como se hace en las preparaciones tradicionales. Al tallar el diente en el surco gingival, a la vez se abrasiona la encía libre por su parte interna, produciendo un pequeño sangrado y un coágulo que se mantiene entre la encía y el diente mediante una corona provisional muy fina previamente elaborada. Se mantiene así durante 4 o 6 semanas de forma que la encía cicatriza y se hace más gruesa. Así, tras poner la corona definitiva, la encía se mantendrá muy estable en el tiempo, sin retraerse.

Esta técnica va en contra de las técnicas de tallado tradicionales, en las que no se toca la encía que además debe estar sana y sin sangrado antes de tallar. Por lo tanto, el debate está servido. Por supuesto, también se habló de los diferentes materiales que se utilizan en cada paso de las diferentes técnicas utilizadas en estética dental.