sonrisa-dientes

Hay mitos que se extienden más rápido que el agua de un vaso cuando se ha derramado sobre la mesa. El boca a boca facilita esta propagación, desde luego, pero hoy en día es en Internet donde proliferan la mayoría de los bulos que después escuchamos y podemos llegar a creernos.

En un artículo publicado en Redacción Médica se ponía de manifiesto que más de la mitad de los pacientes que acuden a los centros sanitarios han buscado previamente en Internet información sobre su estado de salud.

Es habitual tener dudas y querer hacer una consulta si, por ejemplo, nos sangran las encías, tenemos sensibilidad dental o aparece alguna mancha en nuestros dientes. El problema no es preguntar, sino buscar las respuestas en la fuente equivocada.

En Internet hay que aprender a filtrar la información. Por eso, hoy os traemos algunos de los mitos sobre los dientes que escuchamos más frecuentemente.

 

“Se puede usar limón para blanquear los dientes”

Dejemos claro desde el principio que esta afirmación, no solo es completamente falsa, sino que además es muy peligrosa.

En YouTube, Instagram y TikTok, se pueden encontrar un montón de vídeos donde los “YouTubers” aparecen cepillándose los dientes con una mezcla de bicarbonato y limón y al terminar obtienen “milagrosamente” unos dientes más blancos. ¿Sabes por qué ocurre esto? Porque el limón es un alimento tan ácido que, básicamente, debilita y disuelve el esmalte. Por eso los dientes parecen más blancos al instante.

Pero el desgaste que produce el ácido en el esmalte es irregular y además el bicarbonato produce rayas profundas. Y el momento en el que comas algo oscuro, los dientes se van a volver a manchar, pero más profundamente, en el fondo de los surcos creados por el bicarbonato y las irregularidades producidas por el ácido.

A largo plazo, intentar blanquear los dientes en casa con limón o con carbón activo (otro producto muy mostrado en las redes sociales) lo único que provocará es el desgaste dental y la aparición de sensibilidad.

Los microinfluencers que crean este tipo de contenido están mandando un mensaje muy peligroso a todos sus suscriptores. Así que recuerda: si quieres blanquear tus dientes de forma segura y profesional… ¡Acude al dentista!

 

“Es normal que las encías sangren de vez en cuando”

encias-sangre

Quizás te has acostumbrado a que aparezca un hilito de sangre cuando te cepillas los dientes, pero debes saber que, si bien no es algo por lo que debas alarmarte en exceso, tampoco es una cosa normal. Una encía sana no sangra. Si tu encía sangra cuando te cepillas los dientes significa que tu boca te está alertando de que algo no va como debería.

El sangrado de las encías durante el cepillado es el síntoma más común de la enfermedad periodontal, que se genera normalmente por la acumulación de sarro y placa bacteriana. Aunque en sus primeras fases esta patología no entraña grandes riesgos para la salud, no debes ignorar estos síntomas, pues si la placa continúa acumulándose y dañando los tejidos, las consecuencias serán mucho mayores.

Si las encías te sangran de vez en cuando, acude al dentista para que pueda revisar su estado y ponerle solución.

Más información sobre enfermedad periodontal

 

“Los bebés no pueden tener caries”

Solo necesitas saber que existe la llamada “caries del biberón” o caries rampante para saber que esta afirmación también es un mito. Las caries en dientes de leche pueden aparecer si los bebés permanecen con el biberón en la boca durante mucho tiempo, o como consecuencia de mojar el chupete en distintas sustancias como azúcar o miel con el objetivo de relajar al bebé.

¿Sabías que la primera visita al dentista se recomienda antes del primer año de edad? ¡Y eso sí que no es un mito! La especialidad de odontopediatría estudia la salud oral de los niños y bebés, detectando hábitos que puedan generar maloclusiones y controlando que los dientes erupcionan correctamente.

 

“Hay que cepillarse los dientes tres veces al día”

cepillo-dientes

Lo creas o no, ¡es un mito! De hecho, es uno de los mitos sobre los dientes y la salud bucal más extendidos, probablemente porque se trata de una verdad a medias. Se suele decir que hay que cepillarse los dientes 3 veces al día, pero la realidad es que es importante cepillarse los dientes siempre que se consuma algún alimento para evitar que se acumule la placa, y lo recomendable es hacerlo lo antes posible, sin esperar demasiados minutos.

Después de comer, al cabo de unos minutos, el pH natural de la boca se va acidificando por acción de las bacterias sobre los alimentos. Así, esos ácidos atacan el esmalte y lo debilitan. Por tanto cuanto más tiempo esperes a cepillarte, más efecto habrán hecho los ácidos, y más rápidamente se producirán las caries.

¿Un consejo? Lleva encima un cepillo de dientes de viaje o ten uno en tu lugar de trabajo. Así, aunque vayas con prisa, ¡no tendrás por qué descuidar tu higiene dental!

 

“Con cepillarse los dientes 3 veces al día es suficiente”

Esto es falso, no porque 3 veces al día no sean suficientes, sino porque el cepillado no es la única forma que tenemos de cuidar nuestra salud oral. Para mantener una rutina de higiene bucodental correcta, es necesario utilizar también herramientas como el hilo dental y el colutorio, que nos ayudan a eliminar los restos de alimentos que quedan escondidos entre los dientes y encías y a mantener los tejidos en buen estado.

Por otro lado, es necesario acudir al dentista al menos una vez al año. Por muy buena higiene bucodental que tengas, hay otros factores que pueden influir en tu salud oral, como la genética o la alimentación. Con revisiones periódicas, el dentista podrá verificar que tu salud bucodental está en buen estado y que no tienes nada de qué preocuparte.

 

Estos son solo algunos de los muchos mitos sobre dientes y salud bucal que puedes encontrarte en Internet. Te recomendamos que siempre que leas algo sobre salud hagas un ejercicio de sentido común. Escoge fuentes fiables y contrasta la información en varios sitios web. Y si tienes alguna duda concreta sobre tu salud oral, recurre al dentista. ¡Para eso existen profesionales especializados en cuidar tu boca!

Escribe o llámanos si buscas un dentista en Donostia (San Sebastián).