Mesa con decoración navideña y utensilios de higiene bucodental

La Navidad es una época de celebraciones, reencuentros y desconexión que inevitablemente va de la mano de grandes excesos que afectan negativamente a la salud, y todavía tiene un mayor impacto en la de los dientes.

Desde nuestra clínica dental de Donostia os recomendamos, como profesionales en salud bucodental, hacer una visita al dentista después de la Navidad para que los malos hábitos durante estas fechas no sean los responsables del desarrollo de complicaciones en la salud de tu boca.

 

El peligro de la Navidad para los dientes

Llega diciembre y se encienden las luces, suenan villancicos y todos brindan por poder celebrar un año más un día tan especial. El consumo de alcohol y de dulces navideños con alto contenido en azúcar favorecen la formación de caries y la sensibilidad dental. Además, la ingesta de turrones muy duros puede llegar a provocar fracturas en las piezas dentales más desafortunadas. Ocurre lo mismo con los mariscos, ya que en muchos casos se opta por abrir los alimentos con los dientes sin tener en cuenta el daño que pueden sufrir.

La Navidad es la época del año en la que los dientes más sufren ya que la rutina se ve completamente alterada y, con ella, los hábitos de cepillado diarios. El hecho de estar días enteros fuera de casa y sin prácticamente parar de comer, hace que la higiene bucodental pase a un segundo plano y que los dientes tiendan a sufrir mucho más de lo habitual.

 

Importancia de ir al dentista después de Navidad

Ir al dentista después de la Navidad es vital para poder hacer una valoración completa de la boca y evaluar los posibles daños que se hayan podido producir en los dientes durante la época navideña. Desde nuestra clínica dental en Donostia recomendamos realizar cada 6-12 meses una profilaxis dental profunda que elimine toda la placa bacteriana acumulada en los dientes y en sus espacios interdentales para evitar cualquier tipo de enfermedad en las encías o caries.

Como muchas de las infecciones provocadas por la caries se generan durante la época navideña, enero es un mes repleto de tratamientos como los empastes y reconstrucciones. Este tipo de técnicas de odontología conservadora se utilizan cuando la caries todavía no ha alcanzado la cavidad pulpar, y consisten en limpiar la zona dañada sin afectar al resto del diente natural. Posteriormente se sella el hueco con un material que devuelve la estética y la funcionalidad del diente por completo.

 

No dejes que la intensidad y la ilusión con la que se vive la Navidad afecte a tu salud. Cuida la higiene bucodental durante estas fechas y no olvides hacer una visita al dentista después de las vacaciones ahora que ya conoces su importancia. ¡En nuestra clínica dental de Donostia estaremos encantados de atenderte!

¡Os deseamos una Feliz Navidad y un próspero año nuevo!