navidad-dentista-donostia

La Navidad es la época más esperada por muchos de nosotros. Disfrutar de unos días de descanso junto con nuestros seres queridos no es algo que ocurra de forma frecuente a lo largo del año, por lo que todos llegamos a esta época con muchas ganas e ilusión.

Es verdad que la Navidad es una época para relajarnos, desconectar, coger fuerzas, y volver con las pilas cargadas al trabajo, pero como especialista en salud dental, os tengo que informar del lado malo: los excesos y malos hábitos más comunes en Navidad.

De este modo, os voy a dejar a continuación 5 consejos que podéis seguir si queréis mantener vuestra salud dental en perfecto estado:

  • No te excedas con los dulces. No voy a ser yo quien os prohíba comer dulces, pero sí que es recomendable no excederse en su consumo. Los turrones, bombones y postres, no faltan en ninguna comida familiar y todos sabemos que no es fácil resistirse. Ingerir una cantidad moderada de estos dulces y optar por productos más bajos en azúcares es la mejor solución. Si comes dulces entre horas, intenta cepillarte también entonces los dientes. No importa que te cepilles muchas veces al día.
  • Cuidado con los refrescos. Del mismo modo que ocurre con los dulces, las bebidas azucaradas son un clásico de la Navidad. Tal y como comentaba anteriormente, es importante consumirlas con moderación.
  • Cuidado con el alcohol. Como se trata de momentos de celebración, es muy común, por ejemplo, beber vino en las comidas y cenas. Al igual que ocurre con el tabaco, el alcohol tiñe nuestros dientes y deteriora el esmalte dental.
  • No olvides tus tareas de higiene dental. Cepillarse los dientes 3 veces al día es una medida básica que no debemos olvidar en las Navidades. Las comidas y cenas familiares tienden a alargarse, por lo que es fácil que se nos olvide cumplir con nuestra limpieza dental.
  • Presta atención a los cambios de temperatura. Si por algo destacan los eventos navideños, es por la cantidad de comida que se sirve en la mesa. Entre tantos platos, es frecuente pasar de alimentos calientes a otros más fríos y los dientes pueden sufrir en ese proceso de cambio (sensibilidad dental). Procura dejar un tiempo entre el consumo de alimentos muy fríos, muy calientes y viceversa.

En las vacaciones de Navidad, solemos cambiar nuestras rutinas alimenticias y los hábitos de vida, pero es importante llevar un cierto control. Estos 5 consejos son los que yo considero principales para poder disfrutar de las navidades sin que vuestra salud dental se vea afectada.

Personalmente, os deseo una feliz navidad y un próspero 2020. ¡Por un nuevo año lleno de salud dental! 😊