tratar-periodontitis-donostia

Algunos pacientes no cepillan sus dientes de forma muy regular o no lo hacen con la técnica adecuada, lo que provoca que padezcan con mayor facilidad una enfermedad periodontal, es decir, una afectación de los tejidos que rodean y sujetan los dientes, que puede llevar a la pérdida de altura de encía y hueso. Además hay cierta predisposición familiar a padecer esta enfermedad. El tabaco juega un papel importante en este deterioro periodontal.

Según la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA):
“La periodontitis avanzada es la principal causa de pérdida de dientes en la población adulta.”

La periodontitis o piorrea es la fase avanzada de la gingivitis o inflamación de encías, y descuidar el progreso de esta enfermedad puede provocar consecuencias muy graves para la salud dental.

¿Qué provoca la periodontitis?

La periodontitis es la infección grave de las encías que daña los tejidos blandos y que deteriora el hueso que sujeta los dientes.

La aparición de la infección comienza con una leve inflamación y enrojecimiento de la encía, en donde la placa bacteriana en forma de sarro se acumula. A medida que la enfermedad evoluciona, se crean las bolsas periodontales, nombre que recibe el hueco que se genera entre el diente y la encía.

No tratar la periodontitis supone para el paciente los siguientes riesgos:

  • Sangrado de las encías
  • Dolor e inflamación
  • Mal aliento
  • Retracción de las encías
  • Dientes inestables
  • Pérdida ósea en los maxilares afectados
  • Pérdida de las piezas dentales

¿Cuál es el tratamiento de la periodontitis?

Para eliminar la periodontitis es necesario desinfectar todos los tejidos y para ello existen varias técnicas en función de la etapa en la que se encuentra la enfermedad.

Curetaje o raspado y alisado

En la clínica dental se realiza una limpieza exhaustiva del sarro acumulado en las bolsas periodontales. Es un tratamiento indoloro realizado con anestesia. Para casos leves o moderados, será suficiente con esta limpieza profesional para terminar con la infección periodontal.

Con esta acción se elimina toda la placa bacteriana que se haya acumulada dentro de la encía, pero para que el tratamiento sea efectivo se debe continuar con una serie de pautas que le dará su dentista.

Lo principal tras el curetaje o raspado es que el paciente mantenga una buena higiene bucodental para que desaparezca la inflamación y no vuelva a desarrollarse ninguna infección.

Para ello, se recomienda el uso de cepillos interdentales o seda dental, y pastas específicas para problemas de encías, con o sin clorhexidina, que ayudan en el tratamiento anti-infeccioso. En el caso de infecciones muy avanzadas se pueden recetar antibióticos para poder eliminar la infección al completo.

Tras un seguimiento, cada tres o seis meses, se evalúa el estado de la zona intervenida para conocer el estado del paciente y comprobar si todo transcurre según lo planificado previamente.

Tratamiento quirúrgico para curar la periodontitis

Cuando la infección se ha extendido profundamente, y no funciona el curetaje, es necesario un tratamiento quirúrgico para las encías. En este procedimiento, se despega o levanta la encía de las zonas afectadas y, así, podemos verlas con precisión.

Con la encía ya separada se procede a limpiar y raspar las raíces con una visión más clara de todo el área, pudiendo eliminar de este modo el sarro subgingival.

Si fuera necesario, se pueden realizar injertos óseos o de encía en los casos en los que la destrucción provocada por la periodontitis sea muy grave.

De esta manera, con la cirugía se evita que continúe la pérdida ósea alrededor de los dientes provocada por la periodontitis, y así el paciente puede recuperar su salud bucodental, siempre que la frecuencia y la técnica del cepillado que haga el paciente sea esmerada y adecuada a su caso. Si no cuida su boca, la enfermedad puede volver a aparecer.

 

Si tienes dudas acerca del tratamiento de la periodontitis , consúltanos en nuestra clínica dental en Donostia.