Prótesis dental removible junto a un vaso con cepillos dentales en su interior

Saber cómo limpiar las prótesis dentales es fundamental para mantenerlas aseadas y conseguir tener una salud bucodental adecuada, independientemente de si se trata de prótesis removibles o fijas. Al ser piezas artificiales, las prótesis dentales suelen acumular más restos de comida y placa que los dientes naturales, por lo que requieren una mayor intensidad en su higienización.

 

Cómo limpiar las prótesis dentales removibles

Dado su carácter extraíble, su protocolo de limpieza implica retirarlas a la hora de higienizarlas.

Paso 1. Enjuagarlas

El primer paso es humedecer la prótesis dental removible con agua templada para eliminar los restos de comida y enjuagarla. Es importante llevar a cabo esta práctica después de cada comida para evitar que la placa bacteriana se incruste hasta convertirse en una capa de sarro.

Paso 2. Cepillarlas

A continuación, el siguiente paso para limpiar las prótesis dentales removibles es el cepillado. Tres veces al día, después de cada comida, es fundamental hacer una limpieza exhaustiva con un cepillo de dientes con cerdas de consistencia media que elimine las partículas más incrustadas.

Hay que tener en cuenta que ejercer movimientos bruscos sobre una dentadura postiza puede provocar su deterioro, por lo que el movimiento debe ser suave y cuidadoso.

No hay que olvidarse de la importancia de limpiar las encías y los dientes naturales con un cepillo de dientes de consistencia media, y una mota de dentífrico, de lo contrario, podrían producirse infecciones no deseadas. El uso del colutorio de vez en cuando es también fundamental.

Paso 3. Desinfectarlas

Existen pastillas para limpiar prótesis dentales que se disuelven en agua y consiguen limpiarlas en mayor profundidad y en cierta medida, desinfectarlas. Este tipo de productos se recomiendan una vez al día, sobre todo de cara a la noche, ya que ayudan a mantenerlas más limpias y brillantes. También si se prefiere, se pueden utilizar las pastillas por la mañana, entre 10 y 30 minutos, mientras se desayuna o uno se ducha. Nunca se debe dejar toda la noche la prótesis en remojo ya que se puede alterar la limpieza o desinfección de la prótesis.

El aclarado antes de volver a introducirlas en la boca es fundamental para evitar ingerir restos.

 

Cómo limpiar las prótesis dentales fijas

La limpieza de las prótesis dentales fijas es distinta a la de las removibles ya que se encuentran sujetas a la boca del paciente. En este caso, la limpieza es muy similar a la de la dentadura natural, aunque necesariamente debe ser más intensa.

Para limpiar las prótesis dentales fijas hay que utilizar un cepillo oral y pasta de dientes, e incluir hilo dental o un cepillo interdental para poder llegar a los espacios más inaccesibles. Esta rutina debe realizarse como mínimo dos veces al día para mantener limpias las prótesis dentales fijas y, si se puede cepillar tres veces al día, después de cada comida, mejor.

 

¿No sabes cómo limpiar las prótesis dentales? Ven a visitarnos a nuestra clínica dental de Donostia y además de hacerte una limpieza de boca, es decir, de los dientes naturales, te enseñaremos cómo limpiar adecuadamente las prótesis dentales. ¡Te esperamos!