sabor-metalico-boca

¿Alguna vez has notado que la boca te sabe a metal? Este tipo de alteración en el gusto suele ser descrito por nuestros pacientes como un sabor extraño a metal, hierro y óxido que surge sin un motivo aparente en su boca.

Desde la odontología conocemos varios factores que pueden causar el sabor metálico en la boca. Cabe mencionar de antemano que el sabor metálico es similar al sabor de la sangre, por lo que es normal que tengas problemas para identificar el origen real de esta peculiar variación en el gusto.

 

El sabor metálico en la boca no es una afección en sí misma, sino un síntoma

Si el sabor metálico en tu boca persiste durante horas e incluso días, debes saber que puede ser sintomatología de algún tipo de afección. Estos son los 7 motivos que pueden provocar el sabor a metal en tu boca:

  1. Higiene bucodental insuficiente. Descuidar el cepillado bucal después de cada comida puede provocar la aparición de infecciones en tus dientes y encías. Es posible que el motivo de tu sabor a metal sobre la lengua esté relacionado con la aparición de caries, gingivitis o incluso periodontitis.
  2. Antibióticos, tranquilizantes, antidepresivos o productos bucales con clorhexidina. La ingesta de este tipo de medicamentos o el uso prolongado en el tiempo de gel, dentífrico o colutorio con el desinfectante oral clorhexidina, puede provocar este mal sabor. Si ocurre, consulta a tu médico.
  3. Alergias o infecciones. Puede aparecer como patología derivada de una infección por sinusitis o rinitis. En este caso, el tratamiento para el sabor metálico en la boca debe determinarlo un médico especialista.
  4. Algunas enfermedades como la diabetes, afecciones de hígado o de riñones. La sequedad bucal de personas que sufren este tipo de enfermedades sistémicas puede empeorar el estado de los tejidos bucodentales y favorecer la aparición de alteraciones en el gusto y el aliento.
  5. Exposición química a ciertos metales como el mercurio y el plomo o la alteración de los minerales del propio cuerpo. Hay pacientes que presentan un sabor metálico en la boca por tener los niveles de hierro, cobre o zinc altos. Esto puede ocurrir por la ingesta de ciertos complementos alimenticios sin supervisión de un profesional.
  6. Alteraciones hormonales. Durante algunos procesos físicos como los embarazos, las mujeres pueden desarrollar una alteración en el gusto que desaparecerá tras el primer trimestre de gestación.
  7. Exposición a un tratamiento oncológico. Los pacientes que se someten a quimioterapia o radioterapia también pueden sufrir este tipo de síntoma.

 

Nuestra recomendación es que acudas al médico o dentista para que un profesional valore y determine la causa que está originando el problema. Mientras que llega la hora o día de tu cita, como remedio casero para el sabor metálico en la boca, podemos recomendarte que mejores tus higienes bucodentales e ingieras algún tipo de chicle o caramelo sin azúcar.

Si necesitas que valoremos el estado de tu boca o tienes alguna duda sobre el sabor a metal en tu boca, llámanos. Pide cita y nuestro equipo médico te atenderá en nuestra clínica dental en Amara, Donostia (San Sebastián).­